miércoles, 28 de diciembre de 2011

Tarta rápida de chocolate, galleta, y queso.


El pasado 17 de diciembre fue mi cumpleaños e hice esta tarta que vi en el blog La receta de la Felicidad. Si entráis a echar un vistazo en el blog de Sandra veréis que la suya queda maravillosamente bonita. La mía quedó bien pero me habría encantado haber encontrado galletas de chocolate. ¡En fin, hay que adaptarse! La tarta está riquísima, a la gente le gustó mucho, y encima no necesita más que un molde desmoldable, una batidora, y la nevera.

Los ingredientes para 10 raciones monstruosas:

Para la base y bordes de galleta:
350gr de galletas de chocolate (si no las encontráis, pues galletas María de toda la vida).
175gr de mantequilla.
50gr de azúcar.
1 cucharilla de canela.
1 pizca de sal.

Para el relleno:
500gr de queso en crema.
200gr de azúcar.
250ml de nata líquida para montar (35% M.G.). (Si encontráis Double Cream mejor que mejor).

Para la crema de chocolate:
100gr de chocolate de cobertura-
100ml de nata líquida para montar.

Lo primero: como soy una comodona, metí en el robot de cocina las galletas y las trituré. Luego eché el azúcar, la canela, y la mantequilla, y seguí mezclando hasta que estuvo todo con una textura como de pan rallado húmedo. Cogí el molde desmoldable, lo pinté bien por dentro con aceite de girasol, y le puse la base de galletas y cubrí los laterales procurando que quedaran con un grosor similar. Aplané un poco los bordes y lo metí en la nevera.

Después: En una cazuela pequeña se echan 100ml de nata líquida y se pone a calentar. Cuando quiera empezar a hervir, se apaga el fuego y se echa el chocolate troceado. Se mezcla bien con una cuchara hasta que esté disuelto y se echa sobre la base de galletas. Deja un poco de chocolate en la cazuela para luego decorar la tarta por encima.

Seguimos:en un bowl eché el queso en crema y lo batí con una batidora de varillas. Le eché el azúcar y seguí batiendo hasta que quedara bien unido. Luego monté la nata en otro bowl y la fui agregando a la mezcla de queso con una cuchara, con movimientos envolvente de abajo a arriba. Saca el molde con la galleta de la nevera y echa la mezcla de queso, que quede bien cubierto.

Final: con ayuda de una manga pastelera, o con un decomax, haz un dibujo con el chocolate líquido. Hay muchas opciones. También puedes, con una cuchara, echar el chocolate sobre la tarta formando líneas irregulares de un lado para otro.

Esta tarta es mejor tenerla en la nevera toda la noche porque, cuanto más fría esté, más firme quedará el relleno. Espero que os guste tanto como me ha gustado a mi.
¡Aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo!

viernes, 9 de diciembre de 2011

Brazo de gitano relleno de nata con fresas.


El otro día vi una receta para hacer un Tronco de Navidad en la web de Webos Fritos y lo vi tan bien explicado que me animé a hacer un pequeño brazo de gitano para poner como postre a una comida que tenía. En vez de hacer la receta de ella, decidí rellenarlo con una mezcla de nata montada, azúcar glace y fresas trituradas. No os pongo la receta de la plancha de bizcocho genovés ni los tiempos de cocción porque ella lo explica mejor, ;)
¡Y qué rico estaba! Esta receta la repetiré definitivamente estas navidades, con un relleno más turronero y bien cubierto de chocolate. ¡Os recomiendo que probéis a hacerlo porque sale!

martes, 6 de diciembre de 2011

Tallarines Tetrazzini (versión light)


Estos días ando un poco alborotada. La llegada de las Navidades, de mis vacaciones de invierno... y la llegada de un nuevo aparato a mi cocina: el slow cooker.
Llevaba ya meses con ganas de uno pero como suelo ser bastante impulsiva, me he obligado a sopesarlo con detenimiento. Y ha ganado el sí, por comodidad, por los resultados, y por el ahorro en la factura eléctrica. Que es una de las cosas que peor llevo desde que me he independizado porque creo que estos de la compañía de la luz se inventan las facturas. ¡O eso, o media vecindad está enganchada a mi suministro!
El caso es que el mismo día que la compré ya empecé a usarla y, en unas de esas, hice un pollo asado que quedó increíble de bueno pero que me obligará a comer pollo toda la semana hasta que lo odie o, congelaré gran parte de ello en raciones individuales.
Para este plato que os pongo aproveché unos restos de pollo asado. Si no tenéis a mano pollo asado, siempre podéis cocer pollo y desmigarlo. No es lo mismo, pero puede funcionar. Ah, es una receta que vi hace siglos de Jamie Oliver.

Los ingredientes:
70 gr de tallarines.
2 dientes de ajo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 cucharilla de perejil picado.
8 champiñones.
100 gr de pollo asado desmigado.
Sal y pimienta al gusto.
200ml de leche semidesnatada (o entera, lo que tengas).
1 cucharilla de maicena.
Un buen puñado de queso curado rallado (yo he usado Grana Padano pero os puede servir también el Parmesano perfectamente).

Lo primero: Pela y pica los ajos bien finos. Quita la parte terrosa de los champiñones y límpialos. Luego pártelos en rodajas. En una sartén pon el aceite a calentar y dora los ajos. Luego echa los champiñones, el perejil, la sal, y la pimienta. Cuando estén los champiñones hechos, agrega el pollo desmigado y remueve bien para que se caliente.
Después: Ahora es el momento de poner la pasta a cocer segun las instrucciones del paquete. Mezcla la maicena con los ingredientes de la sartén. Ahora echa la leche y comienza a remover para ir ligando la salsa. Te llevará unos 5 minutos cociendo.
Final: Cuando la pasta esté cocida, escurre el agua y ponla de nuevo en la olla. Echa por encima la salsa de pollo y champiñones y mézclalo bien con una cuchara. Es el momento de servir. ¡Espolvorea por encima el queso rallado y a comer!

martes, 29 de noviembre de 2011

Sopa vietnamita de cerdo.


Ya llegó el invierno. No oficialmente, pero por temperatura os puedo asegurar que sí que ha llegado y es para quedarse. Esto de internet es un ladrón de tiempo maravilloso; una está tranquilamente viendo vídeos en youtube, le llega un mail invitándole a ver un canal en concreto, y se encuentra con video-recetas de comida vietnamita con un aspecto delicioso y una edición de vídeos espectacular. Es el canal de Yummies4Dummies y es de ahí de donde he sacado la idea de hacer esta sopa. Por supuesto es una sopa un poco a medias para ellos porque le faltaría todo lo que usan de guarnición para aderezarla al gusto de cada uno pero yo la tomé anoche así y sentí que me entonaba hasta el alma con el sabor de las especias.

Los ingredientes para hacer 4 litros de caldo Pho Ga (toca congelar):

Jengibre (un trozo de 3 cm)
1 cebolla pequeña.
1.8kg de carne de cerdo (un trozo de cabecero de lomo le va muy bien)
1 caparazón de pollo.
1 hueso de vaca.
2.5 cucharadas de sal.
3 cucharadas de azúcar.
1 cucharada de cilantro en polvo.
5 anises.
Medio palo de canela.
1/3 cucharilla de comino.
1 cucharilla de pimienta negra en grano.
4 litros de agua.

Lo primero: Pon en un bowl la cebolla pelada y el jengibre y mételo en el microondas unos 3 minutos. Mientras, pon el agua a hervir en una olla rápida junto con la sal y el azúcar. Saca la cebolla y el jengibre del microondas y échalo en la olla. Ahora echa la carne de cerdo, el caparazón de pollo y el hueso de vaca. Déja que hierva unos 15 minutos y, con un colador, espuma el caldo (quita la espuma parda que se forma en la superficie con el colador).

Después: en una sartén pequeña, pon todas las especias y, con el fuego al mínimo, ve tostándolas unos 5 minutos hasta que empiece a oler toda la cocina a ellas. Apaga el fuego y mételas en un huevo de esos que se usan para meter el té o, si no tienes, échalas directamente en la olla aunque luego te tocará colar el caldo. Tapa la olla y pon la presión al máximo. Una vez que empiece a salir vapor por la válvula, ponlo a fuego medio unos 40 minutos.

Final: cuando haya pasado el tiempo, abre la olla y saca a una fuente la carne, el hueso, y el caparazón de pollo. Desmiga la carne de cerdo, quita la carne que haya en el caparazón, y el resto tíralo. Cuela el caldo con un colador y échale la carne desmigada. Ahora es el momento, si quieres guardar para congelar, de repartir el caldo en tuppers y dejarlos enfriar (yo los suelo dejar en el alféizar de la ventana).

Para preparar la sopa sólo tienes que poner a hervir el caldo y echar un buen puñado de tallarines chinos. Si quieres puedes ponerle pon encima cilantro picado, trozos más grandes de carne, un poco de salsa de soja, o salsa hoisin.... Yo lo probé anoche con unos trozos de tallarines y, mientras lo tomaba, pensé en que ese caldo era una base perfecta para una buena sopa de wantun de carne.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Fideos Chiang Mai (Chiang Mai Noodles)


Hoy venía del centro con un sólo pensamiento: ¡necesito comer unos tallarines chinos con curry sí o sí! Así que abrí un viejo libro de recetas asiáticas y me fijé en la de estos fideos Chiang Mai, fáciles de preparar y con ligero sabor dulce y picante. Es lo bueno de las comidas asiáticas, que combinan ingredientes para poder disfrutar de sensaciones tan distintas pero de una forma compensada.

Los ingredientes para una ración:

95gr de tallarines Hokkien (Yo usé Pancit Canton).
1 cucharada de aceite de girasol.
Media cebolla roja cortada en rodajas.
2 dientes de ajo picados. (Yo usé ajo en pasta).
1 pizca de cayena molida.
1 cucharada rasa de pasta de curry rojo.
100 gr de carne de cerdo cortada en dados de 1,5cm.
1 zanahoria pequeña cortada en tiras finas.
1 cucharada de salsa de pescado. (La encontraréis en tiendas de alimentación asiática).
1 cucharada de azúcar moreno.
1 huevo mediano.
2 cucharadas de salsa de soja oscura.


Lo primero: como siempre digo, es tener preparados los ingredientes antes de poner el wok al fuego. Pica el ajo, pela y corta la cebolla, pela y corta la zanahoria en tiras finas (yo he usado el pelador de patatas para hacerlo rápido), y ten a mano todas las especias. Pon en una cazuela agua a calentar y hierve los fideos 3 minutos. Luego escúrrelos y échales un par de cucharas de aceite de sésamo, para que no se peguen. Déjalos a un lado.
Después: Pon el aceite en el wok y deja que se caliente hasta que empiece a echar humo. Entonces echa el ajo picado, la cebolla, la cayena molida, y la pasta de curry. Déja que se haga sin parar de remover con una cuchara de madera unos 3 minutos. Echa la carne y deja que se dore bien por todas partes.
Final: Añade la zanahoria, la salsa de pescado, y el azúcar. Mezcla de nuevo y déjalo otros 5 minutos. Deja libre un poco de hueco en el wok y echa el huevo, con unos palillos remuévelos para que se vaya cuajando formando tiras. Incorpóralo al resto de ingredientes. Por último, agrega los tallarines y las dos cucharadas de salsa de soja oscura, deja que se mezclen los sabores un par de minutos y comida de capricho lista!

En principio la receta no llevaba huevo ni salsa de soja oscura pero es que tengo debilidad por los huevos y la soja oscura... le da un aspecto al plato estéticamente muchísimo más apetitoso. No confundáis con la salsa de soja normal, que sólo sala y apenas da color!!

martes, 1 de noviembre de 2011

Koftas turcas en salsa de tomate y vino tinto.


Mi amiga Lorena me ha traído un pack de especias de su último viaje a Estambul. Una de ellas era una mezcla específica para las koftas o albóndigas turcas. Recordé que tenía en casa un libro de cocina turca que nunca había estrenado y me decidí a preparar este plato. ¡El resultado es totalmente adictivo!

Los ingredientes para 4 raciones:

700gr de carne picada de ternera.
1 cebolla pequeña.
3 rebanadas de pan sin corteza.
400ml de tomate triturado.
2 dientes de ajo.
Sal y pimienta negra al gusto.
2 cucharillas rasas de mezcla de especias para koftas.
1 hoja de laurel.
1/3 vaso de vino tinto.
1 cucharilla rasa de azúcar.
Aceite de oliva.

Lo primero: Moja las rebanadas de pan con agua y escúrrelas con las manos. Desmígalas en un bowl grande, echa la carne picada, la cebolla y el ajo triturados, la sal, la pimienta, y la mezcla de especias. Amasa bien con la mano para que se junte todo bien. Tápalo con film transparente y déjalo al menos media hora en la nevera.

Después: Con las manos mojadas, ve formando pelotitas del tamaño de una nuez y aplástalas. Coge una sartén y echa aceite hasta que cubra el fondo. Ponlo a calentar y dora las koftas bien por todos los lados. Ve apartándolas en una cazuela hasta que hayas frito todas.

Final: Echa el tomate triturado sobre las albóndigas, el vino tinto, y la hoja de laurel lavada. Agrega Media cucharilla de sal y 1 cucharilla rasa de azúcar. Deja que cueza a fuego lento unos 40 minutos. ¡Listo para servir!

domingo, 30 de octubre de 2011

Pollo al vino blanco.


Hay libros de recetas que llaman la atención. Son grandes, con fotos preciosas, recetas apetecibles, y sorprendentemente a buen precio. En ese momento no puedo evitar pensar que los de la librería se han vuelto idiotas y que será mejor comprarlo antes de que se den cuenta de su error y suban el precio. Y la idiota soy yo. Porque no es la primera vez que pico y que compro un libro con las recetas mal escritas en donde se omiten ingredientes que luego tendrás que echar. En fin, tras esta confesión dominical os traigo una receta de este libro llamado "Carnes" de la editorial alemana NGV. El resultado de la receta es muy bueno, un pollo en salsa muy rico, la verdad.

Los ingredientes para dos raciones:

2 cuartos traseros de pollo.
2 alitas de pollo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 cebolla mediana.
1 lata pequeña de champiñones.
400ml de tomate triturado.
250ml de vino blanco.
Sal y pimienta al gusto.

Lo primero: pela la cebolla y pícala. Abre la lata de champiñones y escurre el agua de conserva. Ahora echa las dos cucharadas de aceite en una cazuela y ponlo a calentar. Cuando esté, salpimienta los trozos de pollo y ponlos a freír hasta que estén dorados por todas partes.

Final: agrega a la cazuela la cebolla y deja que se ablande unos minutos. Echa después los champiñones, el tomate triturado, y el vino blanco. Deja que empiece a hervir y baja el fuego al mínimo para que cueza lentamente unos 45 minutos con la tapa de la cazuela sin cerrar del todo.

En la receta del libro pone que puedes echar una cucharilla de harina para espesar la salsa pero a mi no me hizo falta. Puedes servir este plato con arroz, con pasta, con patatas, con una ensalada... casi con cualquier cosa queda bien. Como veis, es una receta muy muy fácil.

sábado, 22 de octubre de 2011

Tarta de chocolate rellena de dulce de leche (Feliz Cumpleaños, papá!)






Hoy es el cumpleaños de mi padre y lo vamos a celebrar en mi casa. Como estamos en crisis y no está la cosa como para gastar más de la cuenta, mi regalo va a ser esta tarta de chocolate. Para el bizcocho de chocolate de dentro he cogido la receta de un libro llamado "1080 recetas de cocina de Simone Ortega", un libro mítico que todo el mundo debería tener en su casa. He hecho ya unas cuantas tartas de chocolate. En todas ellas había usado cacao amargo para la masa, o incluso cacao instantáneo, pero en ninguna había usado chocolate derretido. Y, la verdad, tengo que decir que se nota la diferencia. El resultado es un sabor más parecido al que todos esperamos de un pastel de chocolate, que es el sabor a cacao intenso, dulce y con un ligero aroma de vainilla.
Para el relleno he usado leche condensada cocida que he hecho yo misma en la olla rápida. Si no sabéis hacerlo o no os apetece poneros a ello, venden ya botes de dulce de leche hecho. Empecemos:

Los ingredientes para una tarta de 8 raciones:

Para el bizcocho:
3 huevos medianos.
170gr de harina.
170gr de azúcar.
170gr de mantequilla.
170gr de chocolate.
1 cucharilla de levadura.

Para la cobertura de chocolate:
100gr de chocolate de cobertura.
200ml de nata líquida (35%M.G.).
50 gr de chocolate blanco rallado (yo lo hice con un rallador).

Lo primero: En una cazuela pequeña pon a derretir el chocolate y la mantequilla a fuego suave. Cuando esté, retíralo del fuego y échalo en un bowl grande. Agrega el azúcar y las 3 yemas de huevo y mézclalo bien. Ahora añade la harina y la levadura. En otro bowl más pequeño monta las claras a punto de nieve con una batidora de varillas. Echa las claras en la mezcla anterior y remueve con la cuchara sin batir, para que no se bajen las claras.
Después: Prepara dos moldes. Echa mantequilla derretida o aceite y úntalos bien por dentro. Ahora coge papel encerado y corta unos círculos del tamaño de la base de los moldes. Ponlos en la base y pon un poco más de aceite por encima. Echa la mitad de la masa del bizcocho en cada uno de ellos y mételos al horno precalentado a 190ºC unos 20 minutos. Mientras de hornean, saca una cazuela pequeña y echa el chocolate y la nata líquida. Cuando la nata quiera empezar a hervir, retíralo del fuego y bate bien con una varilla para que se disuelva el chocolate. Ya los bizcochos listos, déjalos enfriar un poco en los moldes (unos 10 minutos) y luego sácalos y déjalos enfriar del todo en una rejilla de metal.
Final: para montar la tarta usaremos un plato grande o fuente. Lo primero es poner una de las bases de bizcocho, la cubrimos con dulce de leche. Ponemos encima la otra base de bizcocho y echamos por encima la mezcla de chocolate y nata líquida que teníamos templando. La mezcla caerá por los laterales de la tarta. No pasa nada, con una espátula vais untando los lados hasta cubrirlos. Si todavía está muy líquido no os preocupeis; metéis la tarta a la nevera 20 minutos y luego la sacáis y seguís trabajando con ella. Finalmente, cuando esté bien cubierta de chocolate, ralláis chocolate blanco y adornáis los laterales. Aviso: si lo intentáis hacer con las manos lo único que conseguiréis será derretir las virutas de chocolate, mejor hacerlo con un cuchillo.


Ahora ya sólo es meter la tarta en la nevera hasta que vayáis a comerla. ¡Espero que os guste!

jueves, 20 de octubre de 2011

Tallarines con gambas y ajo (light).


¡Buenos días! El frío ya ha llegado por estas tierras así que es hora de volver a meterse en la cocina. El fin de semana pasado me apetecía comer algo distinto de lo que me marca la dieta, pero sin pasarme demasiado. Así que preparé estos tallarines con gambas sin una sola gota de nata líquida y mínima grasa. Lo siento por la gente que no está a régimen pero, bueno, comer con menos grasas creo que no perjudica a nadie, jajaja.

Los ingredientes para una ración:

75gr de tallarines secos.
1/2 vaso de gambas peladas congeladas.
1 diente de ajo.
1/2 cucharilla de perejil picado.
1/4 cucharilla de cayena molida.
1 pizca de sal.
150ml de leche semidesnatada (la que tengas en casa estará bien).
1/2 cucharilla de maicena.
1 cucharada de aceite de oliva.

Lo primero: pon en una cazuela agua a hervir con abundante sal y cuece la pasta según las instrucciones del paquete. Mientras, pela el ajo y pícalo bien menudo. En una sartén echa la cucharada de aceite de oliva y, cuando esté caliente, echa el ajo y deja que se dore levemente. Echa después las gambas y remueve bien para que se hagan y vayan soltando el agua.

Después: calienta medio minuto la leche en el microondas y echa la maicena. Remueve con una cucharilla para que se disuelva bien. Cuando las gambas empiecen a cambiar de color, echa el perejil, la cayena, y la sal. Remueve un poco para que se mezcle todo bien.

Final: ahora es el momento de echar la leche en la sartén y mantener el fuego fuerte para que la salsa se vaya ligando (espesando) un poco. Déjalo unos 6 minutos y luego retíralo del fuego. Escurre la pasta cuando esté lista y échala en la sartén, mezclando con una cuchara todo, para que se junten los sabores. ¡Servir a la mesa calentito!

lunes, 17 de octubre de 2011

Lasagna de verduras.




Y yo sigo disfrutando con los regalos que me hace la gente. Esta vez ha sido mi madre la que me ha traido champiñones, pimientos, y una cebolla de tamaño exagerado. ¿Y yo qué hago con esto?¡Pues una lasagna de verduras! Dicho y hecho.

Los ingredientes para dos buenas raciones:

200gr de champiñones.
1 cebolla mediana.
1 pimiento rojo morrón.
400ml de salsa de tomate casera.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 huevo.
6 láminas de lasagna precocida.
1/3 vaso de queso rallado (yo he usado mozzarella fresca).
1/3 vaso de vino blanco.
1 cucharilla de pan rallado.
1/2 pastilla de caldo de pollo avecrem.
sal y pimienta negra al gusto.

Lo primero: en este caso es cortar las verduras; lava los champiñones, sécalos y córtalos. Pela la cebolla y córtala en rodajas finas. Lava el pimiento rojo y córtalo en tiras. En un wok o sartén grande, pon las dos cucharadas de aceite a calentar. Cuando esté, echa la cebolla y deja que se ablande un poco. Luego echa el pimiento rojo y déjalo 2 minutos que se sofría. Echa el tercio de vaso de vino blanco y tapa el wok para que se forme vapor y ablande el pimiento. Deja que cueza así unos 8 minutos y luego destápalo para que se consuma el líquido.

Después: agrega los champiñones, la pastilla de caldo de pollo, la sal y la pimienta, y el tomate. Remueve bien y déjalo cocer 5 minutos. Ahora echa un huevo y, con una cuchara, intégralo en la mezcla de tomate y verduras. Ya está preparado el relleno. Apártalo del fuego y deja que se atempere un poco.

Final: Echa las láminas de lasagna en un bowl con agua caliente mientras cocinas el relleno. Así, cuando esté listo podrás empezar a montar la lasagna. Coge una fuente rectangular y pon dos láminas al fondo, que cubran toda la base. Ahora echa la mitad del relleno extendiéndolo bien con una cuchara. Pon otras dos láminas y, sobre éstas, la otra mitad del relleno. Finalmente, pon las últimas dos láminas, espolvorea por encima el pan rallado y el queso. Mételo al horno a gratinar unos 10 minutos a unos 190ºC.

domingo, 16 de octubre de 2011

Berenjenas rellenas de carne (light)


Supuestamente ya se está terminando la temporada de las berenjenas. Y digo supuestamente porque ahora, con eso de la globalización, podemos disponer de todo tipo de alimentos durante todo el año. Esta es una receta que siempre me ha gustado mucho y, pensando pensando, de qué manera podía hacerla para que no engordara más de la cuenta, una compañera me dió una muy buena idea para simplificar el trabajo y con un resultado delicioso!

Ingredientes para dos raciones hermosas:
2 berenjenas medianas.
400gr de carne picada de ternera.
400ml de salsa de tomate (yo la usé casera, hecha por mi)
1 cucharada sopera de aceite de oliva.
1/2 vaso de queso rallado (preferiblemente un queso curado, como el parmesano o el grana padano).
Sal y pimienta negra al gusto.

Lo primero: corta las berenjenas a lo largo y ponlas sobre un plato que quepa en el microondas. Tendrás que hacerlo de dos en dos mitades. Cubrelo con una tapa de plástico y ponlo a potencia máxima 4 minutos. Saca las berenjenas y, con una cuchara, ve sacando la pulpa dejando las cáscaras enteras. Echa la pulpa en un vaso hondo y agrega la salsa de tomate. Con una batidora mézclalo bien todo y déjalo a un lado.

Después: en una sartén echa la cucharada de aceite y, cuando esté bien caliente, echa la carne picada. Ve desmigándola con una cuchara de madera para que se haga bien por todas partes y echa sal al gusto y pimienta negra. Cuando esté lista, echa la carne en la mezcla de la berenjena y el tomate y remuévelo con una cuchara.

Final: Rellena las cáscaras de las berenjenas con la mezcla hasta arriba. Espolvorea por encima el queso rallado y mételas en el horno a gratinar a 190ºC unos 10 minutos o hasta que veas que está el queso dorado. ¡Listas para servir!

Tiramisú.


Hay veces en las que busco cualquier excusa para organizar alguna comida en mi casa. Últimamente, debido a la dieta, no suelo hacerlas pero el otro día mi familia y yo le dimos la bienvenida al otoño. De postre preparé tiramisú. Personalmente me encanta este postre y pensé que sería más difícil de hacer. Ahora sé que cuando tenga que sorprender será un must.

Los ingredientes para 8 buenas raciones de tiramisú:

250ml de café negro.
125ml de Frangelico o licor de avellanas.
2 huevos (separados las claras de las yemas).
75gr de azúcar.
500gr de queso mascarpone.
35 bizcochos de soletilla (unos 400gr).
3 cucharillas de cacao en polvo.

1 fuente rectangular de unos 24cm de largo.

Lo primero: en un bowl mezcla el café negro y los 125ml de Frangelico. Déjalo a un lado. Coge otro bowl y echa en él las yemas de huevo y el azúcar. Bátelo bien con la batidora. Echa el queso mascarpone y vuelve a batir hasta que esté todo bien mezclado. En otro cuenco aparte, bate con las varillas las claras de huevo con un pellizco de sal hasta que estén a punto de nieve (firmes). Bien, es el momento de agregar las claras a la mezcla de yemas, azúcar y mascarpone. Hazlo poco a poco y con una cuchara ya que si las bates se bajarán.

Después: ve mojando los bizcochos uno a uno en la mezcla de café y licor y ve colocándolos en la fuente de tal manera que formes una base que lo cubra. Cúbrelos con la mitad de la mezcla del mascarpone. Ahora vuelve a mojar más bizcochos en el café y forma una segunda capa. Termina cubriéndola con la mezcla restante del queso. Es hora de meterlo en la nevera al menos 4 horas o toda la noche. Bien cubierto con film transparente para que no coja olores.

Final: antes de servir el tiramisú, echa las 3 cucharadas de cacao en un colador y espolvorea bien por encima, que quede bien cubierto. Ya se puede llevar a la mesa y disfrutar!

martes, 13 de septiembre de 2011

Garbanzos de dieta.


A pesar de que el final del verano está siendo caluroso, ya empiezo a echar de menos los platos de cuchara. Así que hoy os traigo una receta de garbanzos de dieta. Son muy bajos en grasa, llenan, y tienen un sabor suave y reconfortante. He usado garbanzos pedrosillanos porque son los que más me gustan ya que son muy pequeñitos y, una vez cocidos, se deshacen en la boca como mantequilla. Si queréis usar garbanzos normales no hay problema!

Los ingredientes para 2 raciones:

1/2 vaso de los de agua de garbanzos.
900ml de agua.
Sal.
300gr de carne para guisar (coja o morcillo, por ejemplo).
2 zanahorias.
1/2 cebolla pequeña.
1 hoja de laurel.
1 cucharada de perejil picado.
Pimienta negra al gusto (1/3 de cucharilla).
2 cucharadas de aceite de oliva.


Lo primero: la noche anterior pon los garbanzos a remojo con agua caliente y una cucharilla de sal. Por la mañana tira el agua y deja los garbanzos que se escurran. Pela las zanahorias y pártelas a la mitad. Pela la media cebolla y no la partas. Lava la hoja de laurel bajo el chorro de agua del grifo.

Después: en una olla rápida pon los 900ml de agua a hervir y, cuando esté a punto de bullir, echa los garbanzos, la carne, las zanahorias, la cebolla, el laurel, la pimienta negra, el aceite, y la sal (a ojo será una cucharilla rasa) . Tapa la olla y pon la presión al 2. Déjalo a fuego alto hasta que empiece a salir vapor por la válvula. Entonces pon el fuego al mínimo y déjalo que cueza unos 40 minutos.

Final: cuando haya pasado el tiempo ve quitando la presión de la olla segun las instrucciones del fabricante. Abre la olla y saca con cuidado la carne. Apártala en un plato. Luego en un bowl echa las zanahorias y la cebolla, y un poquito del caldo de los garbanzos. Con la batidora, bátelo bien para formar un puré que hay que agregar a los garbanzos para engordar el caldo. Lo remueves bien con una cuchara y ya están los garbanzos listos!

P.D.: Con la carne se pueden hacer varias cosas; carne con tomate y huevos cocidos, o tomarla en el caldo con los garbanzos o, como yo voy a hacer ahora, desmecharla y echarle tomate y usarlo como relleno de unas empanadillas para la cena. ¡Eso va al gusto de cada uno!

viernes, 9 de septiembre de 2011

Tallarines con espinacas, champiñones, y huevo escalfado.


¡Ya tengo mi nueva máquina para hacer pasta! (¡Gracias Quique, por ayudarme a conseguirla a tan buen precio!). Llevaba un tiempo con ganas de hacer mi propia pasta. Sobre todo por el tema de los ravioli y las pastas rellenas. Las que venden hechas suelen llevar rellenos extraños que nunca saben a lo que pone el paquete. Pero esta receta no es de ravioli, sino de unos tallarines que hice para probar. ¡Ricos, ricos!

Los ingredientes para una persona:
100gr de tallarines frescos. (Puedes comprarlos hechos si no te apetece prepararlos a mano).
50gr de espinacas.
150gr de champiñones frescos.
2 dientes de ajo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 pizca de sal.
1 huevo.

Lo primero: lava y corta los champiñones. Lava las espinacas y escúrrelas bien. Pela los dientes de ajo y pícalos bien fino. En una sartén, echa las dos cucharadas de aceite y el ajo picado. Cuando veas que el ajo se empieza a dorar, echa los champiñones. Deja que se rehoguen unos minutos y luego echa las espinacas. Ahora añade la sal. Déjalo 3 minutos más al fuego y luego apágalo.

Después: en una cazuela grande pon a hervir agua con sal y un chorro de aceite y cuece la pasta segun las instrucciones del fabricante. Cuando esté, cuélala y échala a la sartén con la mezcla de champiñones y espinacas.

Final: Pon en un plato la pasta con la mezcla de verduras. Para hacer el huevo puedes prepararlo frito o, como yo, escalfado. Sólo tenéis que poner agua a hervir con un chorrito de vinagre y echar el huevo. Lo dejáis hasta que veáis que la parte de fuera se va endureciendo y luego lo sacáis con una espumadera. Aquí os dejo un vídeo de hispacocina donde lo explican de una manera muy sencilla. Cuando tengas el huevo, ponlo sobre la pasta y el plato estará listo!

domingo, 4 de septiembre de 2011

La prueba de que los English Muffins congelan perfectamente.


Y aquí os dejo la prueba de que los english muffins se pueden congelar y después cocinarlos y que estén de muerte! Los pones en la plancha bien caliente directamente congelados y lo rellenas con lo que más te apetezca. Yo hoy los he tomado para cenar y los he rellenado con una tortilla de pimientos rojos y con filete de cerdo con tomillo. ¡De lujo!

Pan irlandés de soda. (Receta de Lorraine Pascale)




Cuando ví el vídeo de cómo hacer este pan lo primero que pensé fue: no puede ser tan fácil. Pero ahora que lo he probado os puedo asegurar que es el pan más fácil y agradecido que he hecho nunca. En vez de hacer uno he preferido hacer dos pequeños porque quiero cortarlos en rebanadas y comerlo tostado en el desayuno. No os podéis imaginar lo bien que huele la casa a pan recién hecho. La mezcla de harinas integral y blanca hace que el sabor sea como el del pan de hogaza. Eso sí, la próxima vez le voy a agregar nueces y pasas porque creo que le vana pegar perfectamente. ¡Animaos a prepararlo!

Los ingredientes:
370gr de harina.
130gr de harina integral.
1 cucharilla de bicarbonato.
1 cucharilla de sal.
40gr de aceite de girasol.
340ml de buttermilk (leche a temperatura ambiente a la que se le agrega el zumo de medio limón y se deja cuajar 15 minutos).
1 cucharada de melaza (yo usé miel de brezo).

Lo primero: es hacer el buttermilk para que vaya cuajando un poco. Ahora precalienta el horno a 200ºc y, en un bowl grande echa las dos harinas, el bicarbonato, la sal, el aceite, la miel , y el buttermilk. Con una cuchara ve mezclándolo todo hasta conseguir una masa pegajosa y blanda.
Después: Espolvorea harina en la encimera de la cocina y vuelca la masa con la cuchara. Enharinate las manos para que no se pegue demasiado al hacer la forma redonda. Ponlo sobre la bandeja del horno y, con el mango de una cuchara de madera, haz una cruz presionando ligeramente.
Final: mete el pan en el horno y déjalo cocer unos 30-35 minutos. ¡Listo!

Os dejo una foto del pan antes de meterlo en el horno.


martes, 30 de agosto de 2011

English Muffins




Hay gente que va diciendo por ahí que la gastronomía inglesa no es demasiado apetitosa. Pues, qué queréis que os diga, yo voy encontrando recetas riquísimas. Este es el caso de los english muffins, unos panecillos que suelen usar para el desayuno y que se puede rellenar de lo que uno quiera aunque el más popular es el relleno de bacon y huevo frito. He variado un poco la receta, que la encontré navegando por internet, porque las medidas no eran demasiado exactas...

Ingredientes para 16 unidades:

125ml de leche templada.
1 cucharada de azúcar.
7,5gr de levadura fresca de panadero (media pastilla de Levital).
64ml de agua templada.
50gr de mantequilla a temperatura ambiente.
375gr de harina.
1/2 cucharilla de sal.
Harina de maiz

Lo primero: es coger un vaso y echar el agua templada y disolver la levadura. Déjalo a un lado de la encimera. Luego pon en otro vaso la leche templada y el azúcar y remueve con una cuchara para que se disuelva.
Después: echa en el robot de cocina (amasadora) la harina, la sal, la mantequilla, la mezcla de leche y azúcar, y la mezcla de agua y levadura. Amasa a velocidad 1 unos 5 minutos. Luego ponlo a velocidad 2 dos o tres minutos más y páralo. Toca la masa para ver que no se pega a los dedos y que está esponjosa. Si ves que aún se pega un poquito, agrégale una cucharada colmada de harina y vuelve a ponerlo a velocidad 1. Es cuestión de cogerle el punto, no es complicado.
Para los que amasan a mano: echa en un bowl la harina y la sal. Haz un agujero en el centro formando una especie de volcán y echa dentro la mantequilla, la mezcla de leche y azúcar, y la mezcla de agua y levadura. Con una cuchara de madera remueve bien la mezcla hasta que se empiece a despegar de las paredes. Espolvorea la encimera con harina y vierte la masa. Ahora es cuestión de amasar y amasar hasta que no se pegue. Te llevará unos 15 minutos. Si necesitas agregarle algo más de harina hazlo a pocos, se trata de que la masa no se pegue pero que sea elástica y no un mazacote.
Final: cuando la masa ya está lista, déjala tapada con film transparente en el bowl. Deja que repose al menos 1 hora, hasta que doble su volumen. Luego echa un poco de harina de maíz sobre la encimera y aplánala con el rodillo para quitarle el aire. Deja un grosor de 1,5cm. Echa también harina de maíz por encima de la masa, eso evitará que se pegue en la sartén. Luego coge un vaso y ponlo boca abajo para cortar la masa en círculos. Para cocinar los english muffins sólo tienes que poner una sartén plana al fuego (en algunos sitios usan un comal o un budare) y, cuando esté caliente, poner a asar los muffins unos 8 minutos por cada lado. ¡Y listo!



Y como no soy capaz de comerme tantos de golpe, cogí film transparente y envolví los muffins sin tostar, uno a uno. Los metí después en una bolsa de plástico apta para congelar y los guardé en el congelador para poder comerlos cuando me apetezcan. Esta noche he puesto dos congelados directamente en la sartén y se han hecho perfectamente bien. Lo único que igual han tardado 2 minutos más en hacerse. Pero vamos, ¡que hincharon como recién amasados!
Dice un amigo que en apariencia se ven como las arepas y es cierto! Pero el sabor es totalmente distinto, ¡probadlo!



domingo, 21 de agosto de 2011

Flan "Strawberry Cheesecake" ligero.



Sé que últimamente no estoy subiendo nuevas recetas pero es que hace un par de meses decidí perder peso y prácticamente todo lo que cocino es de régimen. Y, bueno, no sé vosotros pero yo cuando navego por la red buscando recetas, lo que menos me apetece es leer recetas de cremas de verduras y carnes a la plancha. ¡Demasiado aburrido!
La receta que os propongo es una variación ligera de la tarta de queso de fresa. Le he echado sirope de fresa para adornar por la foto pero si queréis que os engorde lo mínimo obviarlo, jejeje.

Ingredientes para 6 flanes:
1 sobre de gelatina de fresa.
3 cucharadas de edulcorante en polvo.
1 tarrina de queso philadelphia bajo en grasa.
2 yogures naturales desnatados.
250ml de leche desnatada.
1 cucharilla de vainilla.

Lo primero: en una cazuela pequeña pon la leche a hervir. Cuando esté en ebullición, agrega el sobre de gelatina y remueve bien. Apártalo del fuego y déjalo a un lado que vaya enfriando.

Después: en un bowl echa el queso philadelphia, los yogures, el edulcorante, y la vainilla. Mezcla bien con una cuchara hasta que quede bien ligado.

Final: Agrega la gelatina a la mezcla de queso y yogur y remueve de nuevo con la cuchara. Ahora prepara los moldes de flan. Reparte la mezcla equitativamente para hacer 6 buenas raciones. Mételo en la nevera y déjalo enfriar al menos 4 horas antes de servir.



Pollo guisado con cocacola y sopa de cebolla.




Hay recetas que pasan de unas manos a otras, que funcionan, y que no puedes dejar de preguntarte cómo se le ocurrió al inspirado/a la idea. Este es uno de los casos; el pollo guisado con coca cola y sopa de cebolla es una receta de la que me habló una amiga y que he tardado meses en acordarme de hacerla. El resultado es un pollo tierno, con una salsa llena de sabor y con un ligero toque dulce. Dicen que hay variantes de esta receta pero yo os pongo la que me han pasado a mi.

Ingredientes para 3 raciones:
6 muslitos de pollo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 cebolla mediana.
1 zanahoria.
1/2 cucharilla de sal.
1 lata de coca cola (no vale que sea light) de 33cl.
1 sobre de sopa de cebolla instantánea (yo de usado una de la marca Knorr).
1/2 vaso de agua (unos 200ml).

Lo primero: en una cazuela pon las 2 cucharadas de aceite de oliva a calentar. Mientras, sazona los muslo de pollo con la sal. Cuando el aceite esté bien caliente, echa la carne y deja que se dore bien por todos lados.

Mientras esto se hace, puedes aprovechar para picar bien fina la cebolla y la zanahoria.
Después: cuando el pollo esté dorado, sácalo a un plato aparte y, en el aceite que queda en la cazuela, echa las verduras y déjalas hacer hasta que se ablanden.

Final: echa ahora el contenido del sobre de la sopa de cebolla, la lata de coca cola, y el agua. Remueve un poco para que se mezcle todo y déjalo cocer a fuego medio unos 35-40 minutos.

A la hora de servirlo en la mesa podéis acompañarlo con arroz, con puré de patatas, con verduras... eso ya va a gusto de cada uno! Hablando de verduras, os pongo una foto de la semana pasada. Una compañera de trabajo me trajo verduras de la huerta de unos amigos y mi hermano me trajo verduras de la suya. ¡Todo en el mismo día!




lunes, 25 de julio de 2011

Tallarines hechos a mano con salsa de carne y calabacin.





En un día lluvioso de verano no hay demasiadas cosas que se puedan hacer. Sobre todo si es un día festivo y todo está cerrado. Tenía la opción de ponerme a planchar pero he preferido probar a hacer tallarines caseros para comer. Son tan fáciles de hacer como dicen. ¡Y eso que no tengo máquina de pasta! (Tiempo al tiempo).

Los ingredientes para 3 buenas raciones de pasta:

250gr de harina.
1/2 cucharilla de sal.
2 huevos.
3 cucharadas de aceite de oliva.
3 cucharadas de agua.

Lo primero: Echa en un bowl la harina, la sal, los huevos y el aceite de oliva. Mezcla con una cuchara hasta que la masa de separe de las paredes. Ahora echa harina sobre la mesa y vierte sobre ella la masa. ¡Es hora de trabajar con las manos! Hay que ir echando harina a pocos hasta que veas que no se pega. No te llevará mucho trabajo. Haz una bola con la masa y tápalo con papel film transparente.. Deja que repose lo menos 20 minutos.
Después: Espolvorea harina sobre la mesa y, con un rodillo, estira la masa hasta que quede bien fina. No dudes en espolvorear harina para que no se pegue. Luego dobla la masa formando una espiral y, con un cuchillo, corta pequeñas rodajas (del tamaño que quieras que sean los tallarines de anchos). Es importante que antes de enrollar la masa le echéis bien de harina para que no se pegue cuando cortéis los tallarines. Luego deshaz los rollitos como si estuvieras deshaciendo un ovillo para que queden sueltos.


Final: pon una cazuela grande con abundante agua con sal a hervir y cuece la pasta unos 9 minutos. Cuando esté, escurre los tallarines y acompáñalos con la salsa que quieras. En mi caso hice en la sartén carne de ternera picada con especias, calabacín y cebolla. Pero era lo que tenía a mano. !Lo bueno de la pasta es que pega con todo!

Con la poquita masa que me sobró hice unos raviolis rellenos de carne picada. (4 raviolis, no penséis que me dió para más). Pero me ha gustado tanto el resultado que pronto haré una buena remesa de ellos!

viernes, 22 de julio de 2011

Gelatina de yogur y piña.


En estos días de verano apetece tomar cosas frescas y, pensando en qué podría hacer que fuese ligero y rápido, pensé en hacer gelatina... Siempre tengo sobres en casa para cuando hago tartas de queso de esas que no necesitan horno. Con esta receta podrás hacer 6 gelatinas.

Los ingredientes:
1 sobre de gelatina de limón.
2 yogures desnatados naturales.
1 y 1/2 cucharillas de sacarina líquida.
4 rodajas de piña (puede ser natural o de lata, yo la usé de lata).
250ml de agua.

Lo primero: en una cazuela pon los 250ml de agua a hervir y, cuando esté en ebullición, echa el sobre de gelatina y remuévelo bien para que se disuelva por completo. Retíralo del fuego y déjalo que atempere un poco.

Después: en un bowl echa los dos yogures, la sacarina y la piña cortada en trozos. Con ayuda de una batidora de mano tritúralo todo bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Final: Echa en el bowl la gelatina y bate de nuevo. Ahora viertelo todo sobre los moldes donde quieras hacer las gelatinas. Yo usé unas flaneras de silicona de Lekuè que son una maravilla a la hora de despegarlo sin que se rompa. Deja que se enfríe sobre la mesa de la cocina y luego mete las gelatinas en la nevera al menos 4 horas o de un día para otro.

Para servirlo le he echado por encima una cucharilla de sirope de arándanos. ¡La combinación de sabores queda muy rica!

jueves, 23 de junio de 2011

Tarta de chocolate de verano.


Hoy es la noche de San Juan y no quería irme a las hogueras sin haberos dejado esta receta. La llamo tarta de chocolate de verano porque no hay que usar el horno, cosa que es de agradecer con este calor. Os recomiendo comerla recién sacada de la nevera. Es una tarta cremosa y con un intenso sabor a chocolate.

Los ingredientes:
Para la base:
300gr de galletas María.
50gr de chocolate de cobertura.
50gr de mantequilla.
1/2 cucharilla de canela.

Para el relleno:
150gr de nubes (marshmallows).
125ml de leche entera.
150gr de chocolate de cobertura.
15ml de licor de avellanas.
375ml de nata líquida (35% M.G.)

Lo primero: en un robot de cocina o en una picadora de vaso, pon las galletas, el chocolate, la mantequilla y la canela. Tritúralo bien hasta que quede todo en miguitas. Coge el molde desmoldable con las paredes estriadas que usamos para hacer la tarta de chocolate y cointreau y echa la mezcla de galletas presionando con una cuchara para cubrir la base y también las paredes. Mete el molde en la nevera para que se endurezca.

Después: en una cazuela pequeña, pon los 125ml de leche y las nubes al fuego. Cuando empiece a burbujear, apaga el fuego y echa el chocolate troceado. Remueve con una cuchara hasta que quede una mezcla homogénea. Agrega el licor de avellanas (si no tienes y no lo echas no pasa nada) y déjalo enfriar un poco.
Mientras, en un bowl aparte, bate la nata hasta montarla a punto de nieve. Cuando la tengas, mézclalo bien con el contenido de la cazuela.

Final: Saca el molde de la nevera y echa sobre él la mezcla de chocolate y nata. Vuelve a meterlo en la nevera al menos 4 horas o de un día para otro. Para decorar he rallado chocolate con leche, chocolate blanco y chocolate de cobertura con el rallador de queso. Luego lo he espolvoreado y listo!

sábado, 18 de junio de 2011

Devil's Food Cake.


Hace siglos que no posteo nada.... lo sé, lo sé! Pero es tan sólo una fase que estoy pasando en la que no me apetece nada ponerme a cocinar o a inventar. Eso nos pasa a todos de vez en cuando, ¿verdad? Una amiga me pidió que le hiciera una tarta para celebrar un cumpleaños y, después de pensarlo, nos decidimos por la Devil's Food Cake; un pastel de chocolate, relleno y cubierto con más chocolate. Ummmmm!!!!

Los ingredientes:
50gr de cacao amargo.
100gr de azúcar moreno.
250ml de agua hirviendo.
125gr de mantequilla.
150gr de azúcar.
225gr de harina.
1/2 cucharilla de bicarbonato.
1/2 cucharilla de levadura.
2 cucharadas de extracto de vainilla.
2 huevos.

Para la cobertura y relleno:
125ml de agua.
30gr de azúcar moreno.
175gr de mantequilla.
300gr de chocolate de cobertura.

Lo primero es el bizcocho; en un bowl ponemos el azúcar moreno, el cacao y el agua hirviendo. Lo mezclamos bien con una cuchara y lo dejamos a un lado. En el robot de cocina, mezcla la mantequilla con el azúcar. Agrega la harina, el bicarbonato y la levadura. Ahora echa la vainilla y los huevos y, por último, echa la mezcla de cacao y azúcar moreno que teníamos aparte.

Después: coge dos moldes y engrásalos con mantequilla. Luego ponles en la base papel vegetal para evitar que se pegue el bizcocho. Ahora echa la mitad de la mezcla en cada uno de ellos y mételos al horno 30 minutos a 180ºC.
Seguimos: mientras se hornea el bizcocho, vamos a coger una cazuela pequeña y a hacer la cobertura. Pon el agua, la mantequilla y el azúcar moreno y déjalo hasta que quiera empezar a hervir. Entonces apaga el fuego y echa el chocolate de cobertura partido en trozos. Remueve bien hasta que el chocolate se disuelva y sea una mezcla homogénea. Luego sólo es cuestión de dejarlo enfriar al menos una hora e ir removiéndolo de vez en cuando (por ejemplo, cada 15-20 minutos).

Final: cuando el bizcocho esté hecho, déjalo enfriar unos 10 minutos dentro de los moldes. Luego extiende un trapo de cocina limpio y desmolda ahí los bizcochos para que terminen de enfriarse. Cuando haya pasado la hora que tiene que reposar la cobertura, ya estarán a una temperatura perfecta para montar la tarta. En la fuente donde lo vayas a servir, pon uno de los bizcochos. Sobre él, echa 1/3 de la cobertura y extiéndelo bien. Ahora pon el otro bizcocho y echa sobre él otro tercio. Con una paleta, extiéndelo hacia los lados, que caiga por los costados para que cubran el bizcocho por completo. Ahora vuelve a echar el último tercio de la cobertura por encima y vuelve a extenderlo para que quede una capa bien compacta.

Para decorarlo he rallado chocolate con el rallador de cocina.

lunes, 9 de mayo de 2011

Espaguetis integrales con salsa de verduras.

Es primavera, es lunes, y creo que una ración extra de vitaminas no le va a venir mal a nadie...

Los ingredientes para dos raciones:
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 puerro.
2 zanahorias.
1 cebolla.
1 calabacín.
1 pastilla de caldo de pollo.
1/2 vaso de vino blanco.
250ml de nata líquida.
1 puñado de queso rallado.
Pimienta negra.
Nuez moscada.
Sal al gusto.

Lo primero: Pela el calabacín y córtalo en cuadraditos pequeños. El puerro córtalo en rodajas finas. La cebolla córtala a la mitad y luego haz rodajas. Pela las zanahorias con un pelador y, con ayuda de este, ve sacando pequeñas láminas de zanahoria hasta que estén listas las dos.

Después: en una sartén, pon el aceite a calentar. Echa primero la cebolla y el puerro y deja que se sofría un poco. Luego agrega la zanahoria y por último el calabacín. Deja que se ablande un poco la verdura y espolvorea por encima la pastilla de caldo de pollo. Ahora echa el vino blanco y deja que se evapore a fuego fuerte. Aprovecha mientras para ir cociendo la pasta. Yo he usado espaguetis integrales pero os vale cualquier tipo de pasta que tengáis en casa.

Final: cuando las verduras estén bien pochadas (blandas), echa el puñado de queso rallado y la nata líquida. Echa también un poco de pimienta negra, de nuez moscada y de sal. (Cuidado no echéis mucha sal ya que el caldo de pollo suele ser salado de por si). Removed bien con la cuchara y retirarlo del fuego cuando la salsa lleve unos 3 minutos.
Para emplatar es fácil: escurrís los espaguetis dejando un poco de agua (como 4 cucharadas) y los echáis sobre la salsa. Lo mezcláis bien y a comer! Yo he preparado sólo una ración de pasta y la mitad de la salsa la he congelado para usarla en otra ocasión.


domingo, 8 de mayo de 2011

Arroz frito con pollo (receta de Ching He Huang)


Este es uno de esos platos que, cuando lo comes, te sientes más feliz. No sabría explicarlo con otras palabras.... Es un plato único perfecto tanto para una comida a solas como para una cena en compañía de amigos. Y, además, se hace rápido. Es sólo cuestión de coordinación.

Los ingredientes para 2 personas:
2 cucharadas de aceite de girasol.
1 cucharada de jengibre fresco rallado.
3 chalotas picadas o media cebolla.
3 setas chinas.
250gr de pechuga de pollo partido en trozos pequeños.
2 cucharadas de vino blanco.
1 cucharilla rasa de polvo de 5 especias.
1 cucharada de salsa de soja oscura.
300gr de arroz cocido.
2 cucharadas de salsa de soja clara.
1 cucharada de aceite de sésamo.
Pimienta negra al gusto.
Cebollino picado para decorar.

Lo primero: Pon el arroz a cocer con el método que suelas usar. Para que puedas calcular, estamos hablando de 1/2 taza de arroz en crudo. Mientras se hace el arroz, pela las chalotas y córtalas en rodajas. Pon las setas chinas a hidratarse dentro de un bowl con agua muy caliente. (Al cabo de 10 minutos, escurre las setas estrujándolas con las manos y pícalas bien finas). Coge un trozo de jengibre de unos 4 cm y rállado con un rallador. Prepara sobre la mesa de la cocina todo lo que vas a necesitar; los dos tipos de salsa de soja, el vino blanco, el aceite de sésamo, las especias, etc....
Después: Pon a calentar las dos cucharadas de aceite de girasol en el wok a fuego vivo y echa el jengibre, las chalotas y las setas chinas. Remueve con una cuchara de madera y agrega el pollo. Deja que se dore un poco por fuera. Ahora echa el vino blanco, el polvo de 5 especias y la salsa de soja negra. Déjalo cocer unos dos minutos y echa el arroz cocido. Remueve bien para que quede todo bien mezclado.
Final: Echa ahora el "aliño": la salsa de soja clara, el aceite de sésamo, y la pimienta negra. Mezcla bien y sirve el arroz frito en los cuencos. Ahora espolvorea el cebollino picado por encima y lo tienes!

sábado, 30 de abril de 2011

Tarta de chocolate y cointreau.

Hacía ya tiempo que no ponía un postre así que hoy os presento un invento que se me ha ocurrido: tarta de chocolate con cointreau. Es una tarta que combina muy bien la textura terrosa de la galleta con la suavidad de la mousse de cointreau. Pega más para el verano pero yo no le pienso dar tregua aunque esté lloviendo!

Para la base de galleta:
300gr de galletas maría.
1 cucharada de cacao amargo.
50gr de chocolate negro en onzas.
50gr de mantequilla.

En un robot de cocina mezcláis todos los ingredientes y los trituráis. Para los que lo hagáis a mano: metéis las galletas en una bolsa y le dais fuerte con el rodillo. Echáis dentro el cacao amargo y el chocolate rallado con un cuchillo o un rallador.
Luego lo echáis en un bowl y vertéis la mantequilla derretida. Lo mezcláis con una cuchara hasta que esté bien ligado.

En un molde desmoldable echáis las galletas y las aplanáis con una cuchara o con la mano. Procurad que los bordes queden bien cubiertos. Meted el molde en el congelador mientras hacéis el relleno. Os voy a poner una foto del molde que he usado:
Para el relleno:
150gr de marshmallows (Nubes dulces).
125ml de leche entera.
4 cucharadas de cointreau.
4 cucharadas de zumo de naranja.
375ml de nata líquida 35 M.G.
Unas gotas de colorante naranja (opcional).

En un cazo ponéis la leche a calentar y echáis las nubes. Cuando esté a punto de hervir, retirarlo del fuego y remover con una cuchara para que las nubes se derritan. Echad el cointreau y el zumo de naranja y dejadlo que se enfríe un poco.
Mientras, echad la nata en un bowl y con un batidor de varillas, montadla hasta que esté firme.
Echad la mezcla del cazo en el bowl de la nata y con la cuchara unirlo bien. Ahora echa del colorante hasta obtener un color naranja pálido.
Sacad el molde del congelador y verter encima el relleno. Extenderlo bien con la parte de abajo de la cuchara y metedlo en la nevera a que se asiente unas 4 horas o de un día para otro.

Para decorarlo yo le he puesto galleta triturada de la base que había apartado al principio.


viernes, 22 de abril de 2011

Saganaki de langostinos


Hoy quiero enseñaros la receta del Saganaki de langostinos. Es un entrante griego muy popular y os aseguro que está riquísimo y que, si tenéis invitados, se van a quedar gratamente sorprendidos. Saganaki es el nombre que dan ellos a una especie de paellera de hierro con dos asas. Todo lo cocinado en ella es un saganaki de algo...

Los ingredientes para 3 raciones:
15 langostinos.
4 cucharadas de aceite de oliva.
Media cebolla cortada en rodajas.
1/2 pimiento rojo troceado.
1 tomate pequeño o 5 cucharadas de tomate triturado de lata.
1/4 cucharilla de cayena molida.
1 taza de champiñones troceados.
1/2 paquete de queso feta (imagino que serán unos 100-150gr).
1 cucharilla de orégano seco.
1 chupito de jerez.
1 buen puñado de queso rallado.
Sal al gusto.

Lo primero: en una sartén grande, pon el aceite de oliva a calentar. Echa la cebolla y el pimiento rojo y deja que se ablande unos minutos. Luego agrega los champiñones y déjalo otros 4 minutos. Echa el tomate triturado, la cayena molida, el orégano y la sal (una pizca sólo pues el queso feta es tirando a salado).
Después: Cuando el sofrito esté blando, echa el chupito de jerez. Deja que se evapore el alcohol y apaga el fuego. Ahora echa el queso feta desmenuzado y mézclalo bien.
Final: Echa el sofrito en una fuente resistente al horno y coloca por encima los langostinos alineándolos para que queden bien presentados. Espolvorea por encima el queso rallado y mételo al horno con el grill encendido durante unos 8 minutos a 210ºC. Se trata de que los langostinos se hagan y que el queso de dore.

domingo, 17 de abril de 2011

Mozzarella en carrozza (Emparedado de mozzarella)



Cuando era pequeña mi madre solía hacer una especie de emparedados calientes con bollos que rellenaba de jamón dulce y queso. Los mojaba en leche y los rebozaba. El otro día, ojeando un libro de recetas, me encontré con esta mozzarella en carrozza y pensé: ¡pero si son los de toda la vida pero con nombre raro! Os aviso que llenan mucho y que si lo acompañais de una ensalada, con uno basta. Pero si os queréis dar el gusto de comer dos.... tampoco hay mucho problema!

Los ingredientes para 2:
1 bola de mozzarella fresca.
4 rebanadas de pan de molde sin cortezas.
1 huevo.
Harina.
Medio vaso de leche.

Lo primero: corta en rodajas la mozzarella fresca y rellena los sandwiches con ellas. En un plato hondo, echa la leche y remoja el sandwich. Presiona con los dedos aplanandolo y escurre un poco el líquido.
Después: pon en otro plato hondo el huevo y bátelo. En otro plato pon la harina. Ahora coge los sandwich y pásalos primero por la harina y luego por el huevo.
Final: En una sartén pon aceite a calentar y fríe los emparedados hasta que estén dorados.

Empanadas tucumanas.


Este es mi primer intento de hacer tucumanas. No sabía ni de su existencia hasta que una amiga me habló de ellas y me pareció que debían estar buenísimas. He aprendido varias cosas: la masa es realmente fácil de hacer pero hay que agregar un poco más de sal que si la echaras directamente, que hay que hacer el relleno más jugoso, y que hay que pintarlas con huevo batido antes de meterlas al horno. En fin, aprendiendo poco a poco. Os doy la receta ya con los cambios.

Los ingredientes para 15 empanadas tucumanas:
Para la masa:
250gr de harina.
80ml de aceite de girasol (ellos usan mantecan de vaca pero aqui no se consigue fácilmente y, además, hay que cuidar el colesterol).
Agua caliente salada (echar una cucharada sopera). El agua se echa a ojo, serán unos 60ml poco más, tienes que echarla a pocos, hasta tener una masa dura pero manejable.
Para el relleno:
200gr de carne de pollo cocida y desmechada.
1/4 cucharilla de cayena molida.
1 pizca de pimentón.
1/4 cucharilla de comino.
Sal al gusto.
5-6 cucharadas de tomate frito o de caldo de pollo. (Que quede jugoso pero no demasiado líquido)
1 huevo cocido.
Cebollitas tiernas picadas.

Lo primero: en un bowl echa la harina y el aceite y mézclalo bien con las manos. Pon el agua a hervir y échale la cucharada de sal. Yo mezclé 250ml de agua con la sal y luego he usado sólo un poco de agua, pero creo que mejor así. Con las manos sigue mezclando y verás que pronto se forma una masa muy manejable. Trabájala unos minutos hasta que se despegue de las paredes del bowl y hayas integrado toda la harina. Métela en una bolsa de plástico y déjala reposar mientras haces el relleno.
Después: Desmenuza el pollo cocido y échalo sobre una sartén grande. Echa el comino, la sal, la cayena y el pimentón. Agrega el caldo de pollo o el tomate frito y remueve, que todo quede bien ligadito. Por último, añade el huevo cocido picado y las cebollitas tiernas picaditas también. Apaga el fuego y extiéndelo sobre un plato para que vaya enfriando.
Final: Coge la masa que habías guardado en la bolsa y estírala formando un cilindro parecido a un cigarrillo gigante. Divídelo en 15 partes iguales con un cuchillo y ve formando bolitas. Una de esas bolitas aplánala un poco con el dedo y, con ayuda de un rodillo, aplánala hasta que quede con un grosor de 1/4 cm. No hay por qué ser exactos pero bueno, con que queden finas ya va bien. Pon una cucharada de relleno y pliega la masita de forma que quede como una media luna. Aprieta los bordes y enróscalos sobre si mismos como si doblaras una pizza calzonne. Ve haciendo lo mismo con todas las masitas y luego píntalas con huevo batido y una brocha.
Al horno a 210ºC durante 15-20 minutos. ¡A comer!

sábado, 16 de abril de 2011

Aceite de ajo.


Para preparar un aceite con aroma y sabor a ajo sólo tendréis que mezclar en una botella medio litro de aceite de oliva virgen extra con 8 dientes de ajo pelados y partidos en trozos grandes. Dejarlo macerar al menos 4 días y luego colar el aceite en la botella de cristal que tengáis preparada. Yo suelo usarlo cuando hago carne a la plancha, para que coja el sabor del ajo. ¡Sólo el olor te abre el apetito!

Death by chocolate (Muerte por chocolate)


Tal vez el nombre sea un poco pretencioso pero, aunque no estiréis la pata al comerlo, os gustará desayunar este pastel esponjoso y ligero con sabor a chocolate. Cuando uséis moldes que se salgan de lo normal tened cuidado al desmoldar porque suele ser lo más complicado de la receta. A mí se me rompió un poco por arriba pero bueno, le daré otra oportunidad más antes de desterrarlo al trastero de por vida.

Los ingredientes:
140gr de harina.
36gr de cacao amargo en polvo.
1/2 cucharilla de levadura.
1/4 cucharilla de bicarbonato.
65gr de mantequilla.
150gr de azúcar.
2 huevos.
125ml de nata agria (vale con nata líquida 35%M.G.)
60ml de leche.
1 cucharilla de vainilla.
150gr de pepitas de chocolate.

Lo primero: precalienta el horno a 170ºc. En un bowl, mezcla la harina, el cacao , la levadura y el bicarbonato. En otro bowl pon la mantequilla con el azúcar y bátelo. Agrega los huevos, la vainilla, la nata líquida y la leche y sigue mezclando. Finalmente ve echando la harina y el cacao hasta formar una masa uniforme y de textura cremosa.
Después: coge el molde que vayas a usar y úntalo bien con mantequilla para que no se pegue el pastel. Echa la masa y espolvorea por encima las pepitas de chocolate. Mételo al horno a 170ºc unos 45 minutos o hasta que pinches con un palito y salga limpio.
Final: Desmolda el pastel y echa por encima azúcar glace para decorar cuando haya enfriado un poco. ¡Listo!

Esta receta la vi en el blog de El Rincón de Bea.

jueves, 14 de abril de 2011

Plumcake de merienda.


Hoy es una de esas tardes tontas en las que te apetece hacer un poco de house-working y, como no hay dos sin tres, puse la lavadora, el lavaplatos, ...y el horno. Este plumcake es una receta variada de la del bizcocho. De aspecto quedó perfecto y de sabor también (no nos engañemos, un bizcocho, por muy bueno que esté, NUNCA superará a un pastel de chocolate). Le eché unas cucharadas de mermelada de albaricoque intentando que quedaran centradas pero se han ido al fondo. Aun así, me estoy comiendo un trozo y todavía está ardiendo, jajajaja.

Los ingredientes:
1 yogur natural.
Una medida y media (1 1/2) de yogur relleno de azúcar.
1/2 cucharilla de levadura.
1/4 cucharilla de bicarbonato.
1/2 medida de yogur de aceite de girasol.
3 medidas de yogur de harina.
1 huevo.
125ml de queso fresco batido.
30ml de nata líquida (35%M.G.)
1 cucharilla de esencia de vainilla.

Echa todos los ingredientes en un bowl, bátelos bien con la batidora o con una cuchara. Que quede todo bien mezclado. Engrasa un molde con mantequilla y recorta un poco de papel vegetal para cubrir el fondo. Echa la masa del plumcake dentro. Con una cuchara echa mermelada de lo que tengas por casa.
Poner en el horno precalentado a 180ºc durante 40 minutos.

martes, 12 de abril de 2011

No todas las recetas funcionan...


Hace unos días me compré unos moldes de silicona (flaneras) de Lekué y, en la caja, venía un libro con algunas recetas. Vi una en concreto que tenía una pinta deliciosa así que me decidí a boicotear el plan bikini y cocinarlo. Eran unos muffins rellenos de jamón dulce y queso. Cuando los saqué del horno se veían muy apetitosos pero cuando los probé..... uf, es una de las cosas más desagradables que he probado, os lo juro.
Así que llegué a la conclusión de que hay recetas que no funcionan; que prometen un resultado que distará mucho de la realidad. No era un bizcocho salado lleno del sabor del queso y del jamón, era una masa insulsa con un lejano sabor a bizcocho amargo. En fin, estas cosas pasan y sólo quería compartirlo con vosotros.

viernes, 8 de abril de 2011

Carrilleras de cerdo estofadas.

Cuando preparé este plato por primera vez llamé corriendo a mi padre y le dije: "papá, si llego a saber que es tan fácil, rápido y delicioso, ya lo habría cocinado mil veces!!!!". No os ha pasado a vosotros que, cuando revisáis la lista de platos que soléis preparar, los preparáis siempre con los mismos ingredientes? Es algo inconsciente, pero suele pasar. Luego vas a un restaurante, pruebas algo nuevo, y te enamoras de la novedad y sólo piensas en llegar a casa y buscar la receta en algún libro o en la red...

Los ingredientes para 3 raciones:
800gr de carrilleras de cerdo.
1 puerro.
1 zanahoria.
1/2 cebolla grande.
4 dientes de ajo.
2 hojas de laurel.
1/2 cucharilla de tomillo.
1/4 cucharilla de pimienta negra.
1 cucharilla de perejil picado.
1 vaso de vino tinto.
1 vaso de agua.
4 cucharadas de aceite de oliva.
Sal al gusto.

Lo primero: corta el puerro en rodajas finas, lávalo bien. Corta la zanahoria y la cebolla también en rodajas. Pela los dientes de ajo, machácalos con el canto del cuchillo, y pícalos bien finos. En una cazuela, echa el aceite y ponlo a calentar. Agrega las verduras y déjalas unos minutos que se sofrían hasta que se ablanden. Ahora echa la carne y procura que se dore por todas partes.

Después: Echa el laurel, el tomillo, la pimienta, la sal, y el vino tinto. Deja que se evapore el alcohol manteniéndolo a fuego fuerte. Luego, echa el vaso de agua y pon la tapa a la cazuela. Por el método tradicional, déjalo cocer 1 hora. Si usas la olla rápida como yo, con 20 minutos a máxima presión ya lo tienes.

Final: Cuando abras la olla o la cazuela, separa con cuidado los trozos de carne en un plato. Quita las dos hojas de laurel. Ahora, si quieres una salsa fina como la que yo he hecho, sólo tienes que pasar la batidora. Si no tienes batidora también puedes usar un pasapuré. O dejarlo tal cual si te gusta encontrar "tropiezos".

A la hora de servir tenéis muchas opciones. Os lo dejo a vuestra imaginación.... :)