martes, 29 de noviembre de 2011

Sopa vietnamita de cerdo.


Ya llegó el invierno. No oficialmente, pero por temperatura os puedo asegurar que sí que ha llegado y es para quedarse. Esto de internet es un ladrón de tiempo maravilloso; una está tranquilamente viendo vídeos en youtube, le llega un mail invitándole a ver un canal en concreto, y se encuentra con video-recetas de comida vietnamita con un aspecto delicioso y una edición de vídeos espectacular. Es el canal de Yummies4Dummies y es de ahí de donde he sacado la idea de hacer esta sopa. Por supuesto es una sopa un poco a medias para ellos porque le faltaría todo lo que usan de guarnición para aderezarla al gusto de cada uno pero yo la tomé anoche así y sentí que me entonaba hasta el alma con el sabor de las especias.

Los ingredientes para hacer 4 litros de caldo Pho Ga (toca congelar):

Jengibre (un trozo de 3 cm)
1 cebolla pequeña.
1.8kg de carne de cerdo (un trozo de cabecero de lomo le va muy bien)
1 caparazón de pollo.
1 hueso de vaca.
2.5 cucharadas de sal.
3 cucharadas de azúcar.
1 cucharada de cilantro en polvo.
5 anises.
Medio palo de canela.
1/3 cucharilla de comino.
1 cucharilla de pimienta negra en grano.
4 litros de agua.

Lo primero: Pon en un bowl la cebolla pelada y el jengibre y mételo en el microondas unos 3 minutos. Mientras, pon el agua a hervir en una olla rápida junto con la sal y el azúcar. Saca la cebolla y el jengibre del microondas y échalo en la olla. Ahora echa la carne de cerdo, el caparazón de pollo y el hueso de vaca. Déja que hierva unos 15 minutos y, con un colador, espuma el caldo (quita la espuma parda que se forma en la superficie con el colador).

Después: en una sartén pequeña, pon todas las especias y, con el fuego al mínimo, ve tostándolas unos 5 minutos hasta que empiece a oler toda la cocina a ellas. Apaga el fuego y mételas en un huevo de esos que se usan para meter el té o, si no tienes, échalas directamente en la olla aunque luego te tocará colar el caldo. Tapa la olla y pon la presión al máximo. Una vez que empiece a salir vapor por la válvula, ponlo a fuego medio unos 40 minutos.

Final: cuando haya pasado el tiempo, abre la olla y saca a una fuente la carne, el hueso, y el caparazón de pollo. Desmiga la carne de cerdo, quita la carne que haya en el caparazón, y el resto tíralo. Cuela el caldo con un colador y échale la carne desmigada. Ahora es el momento, si quieres guardar para congelar, de repartir el caldo en tuppers y dejarlos enfriar (yo los suelo dejar en el alféizar de la ventana).

Para preparar la sopa sólo tienes que poner a hervir el caldo y echar un buen puñado de tallarines chinos. Si quieres puedes ponerle pon encima cilantro picado, trozos más grandes de carne, un poco de salsa de soja, o salsa hoisin.... Yo lo probé anoche con unos trozos de tallarines y, mientras lo tomaba, pensé en que ese caldo era una base perfecta para una buena sopa de wantun de carne.

2 comentarios:

  1. Las recetas con carne de puerco son de lo más sabrosas. Esta carne roja, contrario a lo que se piensa, es muy nutritiva, nos regala hierro, magnesio, zinc, vitamina B y proteínas de calidad. ¿Más razones para integrar la carne de cerdo a nuestra dieta alimenticia? En mi blog http://nutrips.com.mx/ publico información útil y veraz sobre este delicioso alimento. ¡Saludos!
    Visítame en Facebook: http://on.fb.me/quOtFH

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el aporte, Ana. Yo siempre he dicho que si escoges bien la pieza, no tiene por qué tener demasiada grasa. Esa es una de las creencias más extendidas, que la carne de cerdo engorda muchísimo. Pues la parte del lomo alto es bien magra! Un saludo!

    ResponderEliminar