sábado, 5 de febrero de 2011

Plumcake de cuádruple chocolate (receta de Nigella Lawson).



Hoy es uno de esos días en los que necesito comer chocolate. He de reconocer que éste es el segundo intento de esta receta. Y me siento orgullosa de poder deciros que esta vez he podido conseguirlo!! Este plumcake es extremadamente ligero y esponjoso. Lleva más trabajo que un bizcocho pero, a cambio, podréis desayunar de lujo toda la semana.

Los ingredientes para el plumcake (son unas 12 rebanadas hermosas):
200gr de harina.
1/2 cucharilla de bicarbonato sódico.
50gr de cacao amargo.
275gr de azúcar.
175gr de mantequilla del tiempo.
2 huevos.
1 cucharada de esencia de vainilla.
80 ml de crema agria (80ml de leche entera, le echas una cucharada de zumo de limón, y lo dejas unos minutos que corte la leche).
125ml de agua hirviendo.
175gr de pepitas de chocolate (eso a ojo, las que te apetezcan o tengas).

Lo primero: ten todos los ingredientes preparados y medidos. Pon el horno a precalentar a 170ºC con calor arriba y abajo. Echa en un bowl grande la harina, el cacao, el azúcar, el bicarbonato, la vainilla, la mantequilla, los huevos, y la crema agria. Mezcla bien con la batidora. Ahora añade el agua hirviendo y vuelve a batir. Verás que es una masa muy líquida. Está bien así. Pon las pepitas de chocolate y remueve con una cuchara.
Después: Prepara el molde del plumcake. Fórralo con papel de plata por dentro. Echa la masa. Mételo al horno y déjalo unos 50 minutos a esa temperatura.

(Ahora es el momento perfecto para hacer el sirope de chocolate:
Echa en una cazuela pequeña 1 cucharilla de cacao amargo, 125ml de agua y 100gr de azúcar. Remuévelo y llévalo a ebullición. Déjalo cocer a fuego fuerte unos 5 minutos para que se evapore parte del agua y se haga el sirope. Retíralo del fuego y deja que enfríe mientras se hace el plum cake.)


Final: cuando el plumcake esté horneado, sácalo del horno. Verás que tiene una grieta en medio. Así es como tiene que ser. Coge un palito de esos de brocheta, o un spaguetti, y ve pinchando el plumcake por todas partes. Ahora echa el sirope de chocolate por encima, bañando bien todo el pastel. Por último, trocea unos 25 gramos de chocolate negro con un cuchillo y espolvorea por encima. Ni se te ocurra desmoldar hasta que esté frío porque sino se te romperá fácilmente y tendrás que hacer un invento de pastel para poder reciclarlo, tal y como me pasó la primera vez, jajaja.

2 comentarios:

  1. Es una pasada de receta!

    Angel

    ResponderEliminar
  2. beaaaaaaaaaaaaaaaaaaa cuando puedo ir a visitarte ??????? :P

    ResponderEliminar