jueves, 27 de mayo de 2010

Helado de chocolate y menta.



Esta mañana fui al baño a disfrutar de mi momento “activia”. Cogí una revista y pasó lo inevitable; una receta increíble de helado de chocolate me miró de forma tentadora. Tiré de la cadena pensando en lo fácil que era y en las variaciones que podría hacerle. Aunque la primera vez no era plan de arriesgar demasiado, no fuera a ser que aquello se volviera algo incomible. Así que me decidí por hacer helado de chocolate con menta. Vamos allá:

Lo primero: preparar los ingredientes. 250 ml de nata líquida para postres, 40gr de azúcar blanquilla, 60gr de chocolate de cobertura, y 4 cucharadas de sirope de menta.

La mezcla: pones en un plato hondo el chocolate con dos cucharadas de leche y lo pones un minuto a derretir en el micro. Mientras, echas en un bowl la nata y la bates con la batidora de varillas. Cuando esté firme, le agregas el azúcar, el chocolate fundido, y el sirope de menta. Vuelves a batir para que se unifique todo bien y lo pasas a un tupper de esos de 1 litro de capacidad. Espolvoreas unas virutas de chocolate por encima para que haga bonito, y lo pones 4 horas en el congeladora máximo de frío.

Yo jamás había probado un helado casero. Mi madre no es demasiado dada a hacer postres y siempre me ha tocado comer el helado industrial de turno. Y os aseguro que la diferencia es abismal. La textura es cremosa y se deshace más lentamente en la boca. Con menos cantidad ya quedas bien. Lo mejor de todo es que lo hice en menos de 10 minutos antes de salir esta mañana al centro. ¡Os lo recomiendo!



2 comentarios:

  1. Gracias.

    En relación al "momento Activia" de Danone, hablamos ahora del significado o definición de "tu momento diario", otro comercial sinónimo del concepto en cuestión:

    En los envases de las infusiones de la marca delgaxan de la casa Pompadour, reza:
    [...] y hojas de Cassia angustifolia o Sen (una tradicional ayuda para tu momento diario).[...]

    Dicha planta, con nombre científico alternativo Senna alexandrina , parece poseer efectos laxantes. Así parece confirmarse en mi mente que el eufemismo se refiere a:
    Defecar, excretar, cagar, evacuar el vientre, vaciar el intestino, liberar los intestinos, hacer de cuerpo, deponer, ...

    Para que conste, ¡oiga!

    *********************

    Por cierto, a veces ese momento no es diario, sino que se da varias veces por día o una vez cada varios días ... :-) ¿Podríamos llamarlo "tu momento en el trono"? :-)

    *********************

    Tampoco sería muy correcto, ya que mucha gente, sobre todo mujeres, también se sienta sobre el (asiento del) retrete o inodoro para orinar.

    Habiendo tantas formas de llamar a la exoneración de vientre, que haya que usar un eufemismo tan abstracto, ... ¿¿??¡¡!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo, muchas gracias por tu opinión! Muchas veces tendemos a hablar con poca propiedad, lo tendré en cuenta para futuras publicaciones!

    ResponderEliminar